La llegada de un nuevo año renueva las esperanzas y los deseos de éxito de las personas, como un ánimo de reiniciar la vida, dejando atrás lo negativo y anhelando la llegada de algo mejor.

Más allá de este noble y cándido sentimiento, como FEDEPRUS Ñuble tenemos razones para estar optimistas. Si bien no logramos instalar a una de las nuestras como constituyente, si tenemos la tranquilidad que quiénes componen la convención constitucional, en su mayoría tienen más coincidencias que discrepancias con lo que plantea nuestra organización.

El esfuerzo, por otro lado, de incidir en el bloque de ideas que se llevaría adelante en el poder ejecutivo, en el último dilema manifestado entre la transformación por derechos sociales versus regresión conservadora, si bien en la región no hubo sintonía con las ideas progresistas, en el país si la hubo y de manera abrumadora y contundente. El triunfo del Presidente Boric no deja lugar a interpretaciones, ya que las cifras hablan por sí mismas.

FEDEPRUS estuvo ahí, tal vez con algo de pudor, dada la novedad del desafío y las voces corporativistas que señalaban que las asociaciones debían limitarse a defender intereses particulares, replicando la vieja noción funcionalista del sindicalismo, pero el balance al final del día y a pesar de muchas cosas, ahí está.

¿Qué desafíos se nos presentan?

FEDEPRUS no es una entidad partidista y como tal mantendrá su rol de contraparte al gobierno de turno. Sin embargo, no es lo mismo dialogar con quien se coincide en diversos temas a hacerlo con quién no se coincide en nada o casi nada. En ese marco, el fortalecimiento de la salud pública será tema esencial a tratar. Está plenamente demostrado que los países del mundo se sostienen sobre esta “viga maestra”, más aún con una pandemia de por medio. Y la salud pública la formamos personas, no edificios ni insumos materiales. Personas que, en el radio de acción nuestro, corresponde a profesionales.

Nuestra expectativa es que el gobierno entrante cumpla su programa. Por cierto, la realidad irá modelando cuanto y a qué velocidad, pero en cuestiones de fondo, la directriz ha sido clara. Y esta implementación debe contener líderes capaces de convocar y movilizar a quiénes somos parte del sistema. Esperamos se quede atrás todo aquello que hemos visto en dirección contraria.

FEDEPRUS seguirá alzando su voz, en todos los espacios, formas y medios. El diálogo franco y asertivo seguirá siendo nuestro estilo y el establecimiento de altos estándares éticos en la gestión pública, nuestro sello.

Invitamos a los personeros comprometidos con la gestión que termina a realizar un traspaso ordenado y claro y a las que llegan a continuar con lo bueno y a abandonar lo malo. Que el consenso esté en el recto actuar y no en empatías espurias. Es el anhelo de esta federación, por el cual seguiremos trabajando sistemática e incansablemente.

Por un 2022 lleno de logros y éxitos, seguimos y vamos por más…

Chillán, enero de 2022.

Directorio de FEDEPRUS Ñuble

JVM/jvm

Leave a Reply